pierna de cordero asada al pimenton

Pierna de cordero asada al pimenton

Pierna de cordero asada al pimenton o cordero asado.

Seguimos con las recetas de carne para una ocasión especial con esta pierna de cordero asada al pimenton.

Un plato que es todo un clásico en los menús de cualquier día festivo, aunque también la podemos preparar en cualquier otro momento del año.

Una receta muy sencilla que nos saldrá perfecta siempre y cuando cumplamos ciertas reglas de oro imprescindibles.

Debemos escoger una pieza de carne de calidad y paciencia, ya que la preparación y el horneado requieren al menos 2 horas de nuestro tiempo.

También tenéis otras opciones para preparar distintos tipos de cordero, una de las recetas que más triunfa es el cordero guisado con patatas, en Asturias se come mucho junto con el cabrito y esta riquisimo.

Como vamos a cocinar la pierna entera no necesitamos que el carnicero les haga unos cortes . De esta manera luego nos resultará más jugosa y no nos quedará seca.

Prepararemos la pierna de cordero tal y como se hace en un auténtico asador castellano. Un experto asador no utiliza ni muchos ingredientes ni sofisticados aderezos, bastará con un poco de agua para el horneado y sal para la carne y basta.

pierna de cordero asada al pimenton

Pierna de cordero asada al pimenton

Acompañamos la pierna de cordero con una guarnición de lechuga, tomate y cebolla, una ensalada sencilla para refrescar. Os aseguro que encontraréis un montón de ideas para ejecutar mucho más boyantes a los vuestros.
Tiempo de preparación 10 min
Tiempo de cocción 1 h 15 min
Tiempo total 1 h 25 min
Plato Plato principal
Cocina Mediterránea
Raciones 12 personas
Calorías 275 kcal

Ingredientes
  

  • 3 cucharadas de pimentón dulce
  • 1 cucharada de chile puro en polvo, como anchoas o pasillas
  • 1 1/2 cucharaditas de cardamomo molido
  • 1 1/2 cucharaditas de cardamomo molido
  • Una pierna de cordero deshuesada de 6 1/2 libras, sin grasa
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • sal suficiente
  • 6 dientes de ajo enteros
  • 4 ramitas de romero
  • 2 ramitas de tomillo
  • 1 limón, en rodajas de 1/4 de pulgada de grosor

Elaboración paso a paso
 

  • Precalentar el horno a 500 °. En un tazón pequeño, mezcle el pimentón con el chile en polvo y el cardamomo. Frota el cordero con el aceite de oliva y sazona con sal. Espolvorea las especias por todo el cordero.
  • Coloque el cordero con la grasa hacia abajo sobre una bandeja para hornear con borde grande. Esparza los dientes de ajo, las ramitas de romero y tomillo y las rodajas de limón alrededor del cordero y ase en la rejilla superior del horno durante unos 25 minutos, o hasta que estén bien dorados.
  • Voltee la carne de cordero hacia arriba y ase por unos 25 minutos más, o hasta que un termómetro de lectura instantánea insertado en la parte más gruesa de la carne registre 130 ° para medio raro.
  • Transfiera el cordero a una tabla para cortar y deje reposar durante 10 minutos. Rebane el cordero de 1/4 de pulgada de grosor y sirva.
Keyword receta casera de pierna de cordero, receta de pierna de cordero, receta de pierna de cordero asada

Consejos

Acompañamos la pierna de cordero con una guarnición de lechuga, tomate y cebolla, una ensalada sencilla para refrescar. Os aseguro que encontraréis un montón de ideas para ejecutar mucho más boyantes a los vuestros.

Os recomiendo acompañar el asado con la guarnición más socorrida y aprovechada en nuestro país, las papas.

Si no queréis innovar mi recomendación son las papas asadas o bien las clásicas papas panaderas que siempre triunfan. La pieza de carne que he utilizado, de borrego con 6 meses de vida, pesaba 1,540 Kg y su coste estaba en 15 euros

La elección de la pierna de borrego es en extremo importante dado que de ella depende luego el resultado final del plato. Si queréis economizar un poco de faceta a Navidad mi recomendación es desembolsar un cordero “pascual”, lo más joven viable y por supuesto de nacionalidad nacional. Si tenéis presupuesto optad por un borrego lechal o lechón, la carne es más cladosa y tierna no obstante el valor incluso es más alto.

La parte del hueso tiene menos carne y se asa antes. Así que cuando veas que ahora está lista, cubre esa región con un trozo de hojuela de papel de aluminio. Así evitaremos que se seque en exceso. Cada horno tiene su propia temperatura, cada canon y consigna puede variar a la que yo tengo.

Lo mejor es disponer esta receta de evidencia antiguamente de una circunstancia particular. Pillar el acierto a la receta y luego bordarla para deguste tuyo y de tus visitantes. Estoy seguro que os saldrá a la primera, sin embargo no está de más advertir antes. ‌

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recipe Rating




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.